Sentido arácnido

El viejo José Qu sintió las minúsculas patitas reptando sobre su espalda justo antes de despertar. Podría decirse que el contacto lo despertó, pero no habría forma de demostrarlo. Abrió los ojos y miró las cuatro esquinas del techo. Las telarañas estaban inmóviles; sus habitantes (viuda, lobo, errante de Brasil, hobo), a la expectativa. Se …

Anuncios

El hombre de las prótesis viaja en autobús

Las prótesis le impedían sentarse en los asientos regulares, siempre solicitaba los de más al frente, que eran más amplios y podía estirar las piernas para viajar cómodamente y sin riesgo de que las rodillas se le salieran de su lugar. Una voluminosa mujer que caminaba apoyándose en un bastón, cargando bolsas y más bolsas, …

El piano de esperanza brilla en la sala de enfermos

…no, no es un delirio. El piano de esperanza brilla en la sala de enfermos. Yo lo vi. Lo vi claramente y también escuché cuando la enfermera golpeó una de sus teclas negras. esperanza, claro, no estaba muy feliz. Pero esperanza me tiene sin cuidado. Lo que me angustia es ese piano con su potencial …

Rascar a la vecina no da flores en mayo

Por más que lo hice, por más que me busqué problemas con la ley y con su esposo, por más que busqué los medios necesarios para lograrlo, descubrí que rascar a la vecina, a esa vecinita de ojos de miel, no da flores en mayo. Todo comenzó cuando la vi en el bazar, descubriendo entre …

Nota periodística

Se informa a la población de Houma que la crisis de zombis parece llegar a su conclusión de manera satisfactoria para todas las partes involucradas. Los muertos vivientes, que originalmente fueron habitantes de Florida y Luisiana, esclavos la mayoría, se comprometieron a dejar de aterrorizar a los habitantes vivos, a cambio del respeto a sus …

Extinction Journals (reseña)

No soy un gran conocedor del género bizarro, pero de lo que he leído hasta ahora, esta novelita de Jeremy Robert Johnson sobresale por su calidad y sus valores literarios. Es un relato de ciencia ficción postapocalíptica, donde el fin del mundo ocurre por la radiación, ese temor que se va y que luego se …

Trampa con cereza

—Quiero hacerte el amor. —Primero me tienes que atrapar. Él corrió detrás de ella cuando echó a correr por la floresta. La persecución duraba horas y días, y él comenzaba a pensar que nunca la podría hacer suya. El rastro que ella dejaba era apenas visible, flotaba más que corría, podría pensarse. Jadeaba, rendido. Decidió …