Nico no estaba muerta

Nico

Para Adriana Barrera Era otoño. Nico no estaba muerta. Era 1999. Y ella lucía vieja y joven, eterna. Yo viajaba en bicicleta, mirando a los otros ciclistas. Un mujer rubia, de ojos distantes y sonrisa extraordinaria aunque triste, y quizá un poco fría, pasó junto a mí. Era Nico. Di media vuelta sobre la hojarasca …

Anuncios

Cuentos desde la cripta, o la vida del escritor en la oficina

El trabajo mata. El trabajo de oficina, la rutina, el transporte lento, el sobrecupo, los demás, los jefes incompetentes, los directores creativos que nunca se presentan, todo eso va destruyendo el espíritu (y uso la palabra "espíritu" en su sentido menos metafísico posible, en su acepción de ánimo, vivacidad, valor, fuerza moral, ingenio). Las horas …

Un café malo

Pero, con rumbo a un poste, Llega de prisa, malo y aterido, Un negro Angelote de vacila Luego de comer demasiada yuyuba. —Rimbaud Estoy en la mesa bebiendo café malo mientras espero al diablo. Dijo que vendría y no tengo razones para no creerle. El café está frío. Debí pedirlo con menta. Le pongo más …

Buen día o buenos días, vaso con agua o vaso de agua, el cuento

NO HAY NADA más odioso que aquellas personas que dicen “un vaso con agua” y lo tratan de justificar diciendo que el vaso no es “de agua”, que “es de vidrio”. No saben lo estúpidos que se oyen. Mucho más que los retrasados mentales que te desean: “adiós, buena tarde”. Mucho más que los adultos …

El vagón

i 05:00 Una vez más, la última estación de la noche, otra jornada que termina. Los pasajeros ya se han ido, sólo quedan la oscuridad del hangar y la conciencia de una rutina interminable y sin sentido. No pasaré encerrado muchas horas, pero me parecen largas en el silencio y la soledad. Interminables, aburridas, vacías, …

Sueños lúcidos

No es que fuera un feazo, no, es sólo que no era muy brillante y a ninguna mujer le gusta ser notablemente más inteligente que su hombre. Pero lo quedaban los libros y la televisión, y el tiempo necesario para aprender. Llegó a sus manos, vía correo electrónico, un curioso manual de sueños. El tema …

Ascensor

Por fin es viernes, pensé al llegar al edificio donde trabajo, mientras esperaba el ascensor. Al llegar, un hombre ridículamente gordo me obstruyó el paso, y al ser obvio que no iba a entrar, tuve que rodearlo. Casi se me iba el ascensor, pero logré colarme. En el interior, estaba oscuro, ya la estructura no …