Esporas

La mayoría estas esporas contaminaron el ambiente originalmente en Twitter, y forman parte de lo que se conoce actualmente (¡estos jóvenes!) como “twitteratura”, o una literatura en 140 caracteres o menos, muy cercana a la minificción pero más limitada en el espacio.

Si la twitteratura pertenece o no a la literatura, aún está por verse (dejen sus opiniones al final de esta página). Por ahora, es al menos un buen pasatiempo, un ejercicio lúdico e instantáneo.

Sí, tienen razón: el concepto de “espora” se lo he robado vilmente a Jeff Noon (igual que le robé al amigo de un amigo la novela Pollen, del mismo autor. ¡Cómprenla! ¡Léanla!)

Las esporas

(Se muestran al principio las esporas más recientes.)

Siempre pensé que era feo, pero hoy descubrí que mi espejo no funciona: no refleja mi apariencia sino mi interior.
El letrero en la casa de la familia Ávila dice: "En este hogar, las mascotas son miembros de la familia. Si no le gusta, que su visita sea breve".
La Familia Ávila ya no tiene amigos, pero sus miembros ya han aprendido a maullar.
Se quedó ciego. Tenía demasiada comezón en los ojos y no le gustaba cortarse las uñas.
Unos científicos encontraron un T-Rex vivo. Ahora nadie los encuentra a ellos.
El acólito sacrificó al niño entre gritos.
-Te entrego al inocente que pediste, señor.
-Hubiera sido más fácil un perro -respondió Satanás.
Naces, crecer, escribes un libro, plantas un árbol, tienes un hijo, no das para el gasto, mueres, tu libro comienza a venderse.
Una mujer sostiene una pala en alto, frente a un niño.
-Mamá, yo no quiero una ofrenda.
-¡Cállate de una vez!
Creyó que era buena idea hacerle una ofrenda al abuelo, pero se arrepintió cuando el viejo se negó a irse al amanecer.
El día de muertos es la época en que el necrófilo se siente más solitario. No puede ver a sus amantes en sus camas de piedra.
-No me gusta el día de muertos -dijo. Fueron sus últimas palabras antes de ser fusilado.
Cuando el reloj marca las dos las calaveras tienen mucha tos. Pero no dejan de andar juegue y juegue sin abrigarse.
No se han puesto de acuerdo entre si fue muerte accidental o suicidio. La lluvia torrencial lo dejó hecho una sopa y él se moría de hambre.
Todo se había ido al diablo. Lo supo cuando vio a Dios pidiendo cadenas de oración.
Esa ciudad era tan abierta, tan de avanzada, que no había diferencia entre hombres, mujeres y marcianos.
Drácula llegó al castillo de la condesa Karnstein un día 28, y se le antojó lo que vio.
Su escritora favorita era Sylvia Plath. Solía contemplarla al menos por una hora cada día a través de la ventana.
Trató de contenerla pero el hambre era terrible. Al contemplar los huesos de su padre, Juanito le aulló a la luna.
He tratado de vivir entre los seres humanos, pero se me olvida parpadear horizontalmente.
Se bebió su sangre. Él tuvo la culpa, él trató de golpearla pero ella era más fuerte.
Se preparó los huevos en el sartén nuevo. Le dolió mucho pero le quedaron buenos.
El jefe le hizo propuestas indecentes y ella guardó el orgullo en su bolsa de trabajo.
Jeff Goldblum entró al teleport I con una cucaracha. Del teleport II salió Gregorio Samsa.
El ascensor no se detuvo, sólo siguió subiendo y subiendo.
En la Antártida se encontró a una genio.
-Quiero verte sin ropa -deseó.
Ella obedeció y él murió de frío.
-Mamá, ¿dónde está mi papá?
-Cállate y sigue cavando.
Pierrot y Pierrette viajaban en su automóvil. Se besaron en una curva y muchos murieron. Fue una buena broma.
-Ese Coelho es un infumable -dijo.
Pero ella le demostró que se equivocaba, aunque luego murió de cáncer de pulmón.
Se metió a internet a buscar pornografía. Se aficionó tanto que ya no pudo salir. Sus padres pusieron su cuarto en alquiler.
Todos llaman a la línea caliente de Satanás para ponerse cachondos. Se ha puesto de moda eso de traer cuernos.Al abrirse las puertas del metro, los pasajeros cayeron como ratas sobre él. Sólo quedaron los huesos.
Me enamoré de una mujer del futuro. Era mi hija.
Los rituales para invocar todas esas yogsothotherías dejaban siempre olor a pescado y líquidos viscosos por todas partes.
Al apuñalar al fantasma por la espalda no esperaba que sucediera nada, pero se murió.
El hombre más fuerte del mundo se arrojó del piso 30. Al caer, perforó la tierra, salió del otro lado, siguió cayendo.
-Tenía tanta sed que no podía dejar de beber -dijo el fantasma de cuerpo inflamado.
-Usted se irá al cielo -le dijo el adivino. No eran palabras muy agradables al viajar en avión.

Esta colección de esporas seguirá creciendo. ¡Vuelve pronto para conocer las actualizaciones! También quisiera invitarte a que dejes tu voto:

Gracias por leer hasta aquí. Si te han gustado estas esporas, comparte el hongo. También puedes dejar tus comentarios más abajo, con gusto los leeré.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: