El soneto en su laberinto (Minotauro de Ruy Feben)

Ruy Feben es un escritor mexicano de ésos llamados emergentes. Si logra emerger (quién sabe de dónde) o se queda sumergido, eso no lo sé; depende de las palancas (influencia en el medio) que logre adquirir y algo de suerte. No es necesario pero podría ayudar un poco si además tiene talento.

Y pienso que sí lo tiene. Talento. Al menos ésa es la impresión que me da tras la lectura de su libro de cuentos, Minotauro, publicado por Vozed en 2016.

Se trata de una colección de cuentos humorísticos y de terror, lo que a primera vista parece incompatible, pero que se enlazan unos a otros como los pasillos de un laberinto, a veces topando con pared, otras llevando al lector a una zona más profunda.

Cada uno de estos catorce cuentos es meritorio por sí mismo, no hay uno solo que sirva de relleno y todos suman para que el conjunto sea mayor que cada una de sus partes. Los relatos están bien construidos alrededor de una idea simple que se resuelve siempre del modo más inesperado pero también coherente. Aunque el libro está lleno de situaciones absurdas, no se trata de cuentos absurdos, incomprensibles o estúpidos. El autor respeta a su lector, y aunque este libro se ha catalogado como parte de la literatura ergódica, no estamos frente a un texto posmoderno, cifrado, oscurecido, imposible de leer, como los que acostumbra elaborar autores de menos talento y más ego (expresado en su vocabulario y un barroquismo artificial o accidental).

En el interior de este laberinto habita un decimoquinto texto, bien escondido, que recorre cada uno de los pasillos sin dejarse capturar, sólo visible desde la esquina del ojo. La clave para encontrar y atrapar a este elusivo minotauro nos la dan los títulos de los relatos, el prólogo y, casi textualmente, el último de los cuentos.

Además, esta búsqueda posmoderna, con más sentido que los enredos bobos y vacíos de Cortázar, más cercana a los juegos de los surrealistas, no sólo es un reto intelectual (aunque no tan difícil; esto es literatura, no mecánica celeste), también es un ejercicio divertido que vale la pena realizar.

(Nota importante: si planeas leer este libro, y deberías hacerlo—es gratis, no leas a partir de este punto, a menos que no te importe que te adelanten la sorpresa).

Dibujito: ROS

Ese texto escondido entre los otros catorce es adecuadamente análogo a un minotauro, una bestia extraña, antinatural, que no pertenece al mundo, pues, ¿qué tiene que hacer un soneto en una colección de narrativa? No tiene nada que hacer, sólo está ahí, espantando a los curiosos que, como Teseo, tantean este laberinto soterrado en busca de algo sin saber que aunque lo hallen, no era lo que le daría sentido a la vida. Nunca lo es. Ni aquí.

Pero, ¡atención! El soneto no es la clave para comprender el libro. El libro se explica a sí mismo, cada cuento es autoconclusivo. El laberinto fue creado para encerrar al minotaruo. El libro fue hecho para jugar con un poema de 14 versos de 14 sílabas que ya existía; fue escrito para encerrarlo.

El poema-minotauro fue creado. Luego fue despedazado. Finalmente, cada una de sus partes fue escondida en el libro-laberinto, en espera de que el lector-Teseo encuentre los fragmentos, arme de nuevo a la criatura y le devuelva la vida. Y a pesar de tener que trabajar con esos pedazos específicos, el autor demuestra su capacidad para que cada cuento se lea como una obra auténtica y nueva, no dependiente de los pedazos de minotauro que conforman su materia prima.

Si este juego neosurrealista, metatextual, le aporta algo al libro en su conjunto, en lo estrictamente literario, es difícil de decir, pero el juego es divertido, y nos ayuda a recuperar el sentido lúdico de la literatura, que no está peleado con su sentido intelectual.

Anuncios

About the post

No ficción

¿Qué te pareció esta publicación? ¡Cuéntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: