Steampunk, marcianos, eteronefs y feminismo (reseña de Estrella Roja)

estrella-roja-portadaEstrella Roja es una novela de ciencia ficción escrita por el ruso Alexander Bogdánov en 1908, que narra una historia acerca de ese futuro malogrado que es nuestro presente, el futuro que no fue. Como otras novelas del género escritas por aquellos años, cuando no existía el concepto de ciencia ficción (o ficción científica, que sería más apropiado), Estrella Roja imagina un futuro en el cual los avances tecnológicos se basan en las ciencias del presente, desarrollados a su máxima expresión, sin poder adivinar cómo sería, en realidad, la evolución técnica.

La novela, en su primera edición española (Nevsky, 2010), se anuncia como una obra steampunk o proto-steampunk. A primera vista, suena a slogan publicitario para vender el libro en un mercado específico, pues fue editada justo en el apogeo de esa vertiente, pero tras pensarlo (leyendo también el epílogo de Marian Womack), uno no puede sino terminar convencido de que su inclusión en el género es más que correcta.

Características del steampunk

La definición de steampunk es, por decir lo menos, ambivalente. Cada diccionario, editorial, blog, autor y lector tienen una definición distinta.

El diccionario Merriam-Webster lo define como la “ciencia ficción que trata sobre las sociedades decimonónicas dominadas por una tecnología a base de tecnología de vapor histórica o imaginada”. El autor Josué Ramos lo define como un “movimiento retrofuturista ambientado a finales del siglo XIX y principios del XX, en torno a la Segunda Revolución Industrial (con su vapor (steam, en inglés) y su carbón), los Imperialismos y los períodos británicos de regencia de Victoria y Eduardo (época victoriana y época eduardiana)”, en tanto que el blog Airship Ambassador lo define como “Un relato ficticio situado en, o de ambiente similar al siglo XIX, particular pero no exclusivamente en la Inglaterra victoriana, que incluye dispositivos auténticos adelantados a su tiempo, o dispositivos imaginarios basados en las teorías de la época, o las ideas prevalentes acerca de lo sobrenatural”.

En resumen, el steampunk es un subgénero de la ciencia ficción en el que se imagina una sociedad victoriana futurista (futurista desde el punto de vista decimonónico), donde la tecnología más desarrollada era la basada en la máquina de vapor (steam engine). Lejos de ser una imitación de los relatos de época, se trata de hacer una ciencia ficción como la podrían haber imaginado los escritores de su época.

4estrellaroja2_edicion
2a edición, con material extra.

En la época victoriana, ¿quieren eran los autores de ciencia ficción? Aunque no llamaban así al género que practicaban, los dos autores más representativos del género eran Julio Verne y H. G. Wells. Las obras steampunk comparten muchos de los elementos y ambientes popularizados por estos autores, la diferencia radica en que mientras las obras de Verne y Wells eran de anticipación (imaginaban el futuro), en el steampunk lo que se imagina es el pasado, pero un pasado con un desarrollo tecnológico y científico basado en la máquina de vapor y las tecnologías actualmente obsoletas, por lo que también se le puede llamar retrofuturismo.

Estrella Roja y el steampunk

Estrella Roja imagina una sociedad comunista que lucha para llevar la Revolución a todo el mundo. Esta sociedad entra en contacto con una civilización más avanzada (los marcianos), que además de tener una tecnología más avanzada, también han logrado universalizar el comunismo, eliminando la desigualdad entre todos los habitantes del planeta rojo.

Al desarrollar hacia el futuro la técnica mecánica de la revolución industrial, lo que nos encontramos en Estrella Roja son góndolas voladoras y naves interplanetarias—el eteronef—alimentadas por antimateria (según las teorías de física de la época), pero nada de computadoras, pues la electrónica y la informática todavía se encontraban lejos de aparecer en el horizonte tecnológico, por no decir que en el popular.

La obra se sitúa en la misma corriente de especulación futurista que las de Verne y Wells, por lo que su inclusión en el steampunk, como prototipo, es correcta.

Estrella Roja y la ciencia ficción

Pero desde su concepción, Estrella Roja es una novela de anticipación, es decir que mira al futuro, no al pasado. La obra fue escrita en 1908 y cuenta una historia del futuro próximo: el contacto Tierra-Marte. A diferencia de la obra de Wells, la de Bogdánov no narra un conflicto bélico entre los planetas, aunque sí deja ver la posibilidad de que tal enfrentamiento se lleve a cabo, sino un intento de encuentro ideológico, en el que los marcianos comunistas perfectos plantean la posibilidad de ayudar a los terrícolas a alcanzar el verdadero comunismo universal.

Entre los avances tecnológicos y científicos que adelanta, están no sólo las naves espaciales sino también el cine en 3D, las trayectorias gravitacionales, la transfusión sanguínea y el control de natalidad.

Históricamente, la novela es una respuesta al fracaso de la Revolución de 1905, que apunta a su próximo rompimiento con el bolchevismo (acusado de utopista, Lenin logró que se expulsara a Bogdánov del movimiento).

Estrella Roja retrata una sociedad comunista que se contrapone a otra, la de los marcianos, como utopía posible, y la humana, como potencial para la utopía y la decadencia en partes iguales. Lejos del idealismo utópico del que se le acusó, Bogdánov es más un autor de distopías (o antiutopías).

Estrella Roja y el feminismo

Bogdánov, a diferencia de sus colegas comunistas, incluyendo a Lenin, creía que la igualdad entre hombres y mujeres era posible, e imaginó una sociedad donde las diferencias eran mínimas, y sólo de orden biológico. La diferencia entre hombres y mujeres sólo existe en cuanto a los órganos reproductores y los caracteres sexuales.

El ingeniero Menni. Precuela de Estrella Roja.
El ingeniero Menni. Precuela de Estrella Roja.

La biología marciana es idéntica a la humana, pero el desarrollo cultural ha provocado importantes diferencias: físicamente, hombres y mujeres son iguales (salvo lo ya mencionado), y culturalmente comparten los mismos derechos y obligaciones, y las mismas oportunidades para laborar como obreros, ingenieros, pilotos interplanetarios, cuidadores de niños, comandantes de misión, etcétera.

El protagonista, Leonid, se enamora de un marciano llamado Netti, y no es sino hasta mucho después que descubre que Netti es mujer. Más tarde, descubre que Netti estuvo casada con Sterni, un ingeniero al que Leonid odia, y no logra soportar los celos, cayendo en una crisis nerviosa de la que se deriva el conflicto central de la novela.

Como ciencia ficción, Estrella Roja tiene aciertos y fallos. El principal de éstos es no cumplir con el principio de John W. Campbell: “escríbame sobre una criatura que piense tan bien como un ser humano, o mejor que uno, pero no como un ser humano”. Sin embargo, crear extraterrestres con estas características nunca fue la intención del autor; su semejanza con el ser humano era necesaria para escribir la historia que él deseaba, aunque eso demeritara en parte la fuerza imaginativa de la novela, pues su objetivo era criticar la añeja ideología de izquierda que necesitaba, urgentemente, renovarse.

Leonid representa a la vieja izquierda, la de Lenin (Leonid es llamado Lenni por sus amigos marcianos), y su incapacidad de ver hacia el progreso. Bogdánov usa a Leonid para hacer una crítica al conservadurismo socialista, al mismo tiempo que para inspirar a ver “más allá”, a un mundo mejor posible, donde reine la igualdad y no los intereses personales.

Es cierto, Alexander Bogdánov y su facción, eran unos utopistas. Y la utopía no tiene lugar en la vieja izquierda, donde lo que mueve a la lucha no es el interés social sino el personal. Pero también era un distopista: al idealismo utópico de Marte contrapone los impulsos irracionales que dejan ver con crudeza la naturaleza del ser humano.

Anuncios

About the post

No ficción

¿Qué te pareció esta publicación? ¡Cuéntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: