Lluvia

Llueve. El hombre observa la tormenta, meciéndose en su sillón favorito. Dado a la introspección, se pone a recordar los tiempos perdidos. Su mente flota a la deriva hasta dar con la época de sus primeras batallas al frente de un ejército.

Él iba al frente, dando un buen ejemplo a sus hombre, a quienes dirigió en un fiero combate. Los caballos corrían y sus atronadoras pisadas infundían miedo en el corazón del enemigo. Levantó su espada para indicar a sus jinetes que se prepararan para el choque con el ejército rival. Y el choque fue estrepitoso. Flechas atravesaron carne y armaduras, el choque de espadas produjo chispas de fuego, las hachas y lanzar arrancaron cabezas y corazones, respectivamente, y el campo quedó sembrado de cadáveres. Había sido una buena victoria.

Con el tiempo, la guerra cambió. Nuevas armas aparecieron, y las espadas y el combate hombre a hombre, fueron perdiéndose. Una explosión de pólvora podía matar al enemigo a cien metros de distancia, a doscientos, a mil. Desde el aire. Desde las profundidades marinas. Desde un satélite en órbita. Presionando un botón desde otro continente. A control remoto.

El hombre se pone de pie y mira; la lluvia no parece amainar. Se ajusta la corbata y se va a trabajar. Los paraguas se multiplican como hongos bajo la lluvia. No puede llegar tarde a la oficina aunque esté lloviendo.

—¡Diablos! —dice—. Cómo extraño los viejos tiempos.

Foto: Gabriel Santiago
Foto: Gabriel Santiago

En El país de noviembre a veces llueve. ¡Adquiérelo ya!

Anuncios

About the post

Ficción

¿Qué te pareció esta publicación? ¡Cuéntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: