Haniina

Por más que le doy vueltas al asunto, no dejo de pensar que Haniina era un fantasma. Aburrido después de un par de años de soledad, decidí probar una de esas aplicaciones de citas. Haniina llamó mi atención de inmediato, la contacté. Para mi suerte, respondió el mensaje y durante algunos días, conversamos durante horas …

Al fin, ya

"The things that nobody remembers will eventually become things that never existed" -Fatal Frame IV: Mask of the Lunar Eclipse Unos treinta años después de la muerte del ebanista Fernando Sato, la estudiante Irma Pérez compró un libro usado de Alfred Kubin para tener algo que leer en el campamento y soportar el aburrimiento. Irma …

La hija

Pasó muchos años sola en una casa rodeada de árboles y barrancos sin ver a nadie, ni decir ni escuchar otra palabra que sus propias lamentaciones, acumulando días y noches de cultivar plantas e insectos, de contemplar la danza de la lumbre en el horno de barro mientras tejía, y los tristes retazos de luna …

El panteón

El ruido de cientos de vidrios que se rompen fue la primera señal. Los trabajadores y visitantes del edificio de la alcaldía Benito Juárez se ocultaron bajo los escritorios o en las concurridas áreas de seguridad. El terror al sismo estaba grabado con sangre y cemento en la psique de los habitantes de la ciudad, …

Una oligofrenia que fue presidente

Un caso extraordinario de la política nacional fue Enrique Peña Nieto, un hombre que desde muy joven fue diagnosticado con el síndrome arcaico anormaligofrénico, más comúnmente llamado oligofrenia. En sus orígenes, el síndrome arcaico anormaligofrénico (SAA) se consideraba una patología psíquica caracterizada por una deficiencia mental severa, producto de una posible interrupción espontánea del desarrollo …

Estando aquí, no estoy

A Karla y Adriana Mientras Yan e Iris bailaban, yo me quedé en la barra con una cerveza, viéndolas gozar la noche. De vez en cuando me miraban y me mandaban besos, que yo respondía con sonrisas o levantando una mano, o con un no muy sonoro "¡salud!" Recargué la cabeza en el asiento del …

Los peces

No podía apartar la mirada de esos peces. Eran enormes y nadaban en círculos, persiguiéndose la cola. Había leído sobre ese comportamiento pero siempre creí que era una licencia poética, y ahora que los veía en vivo, no podía apartar la mirada. —Son un símbolo vivo. —¿Qué? —La eternidad. —¿Cuánto tiempo dices que tienes con …